ALCALÁ MUERE A BASE DE GOLPES DE CASTIGO EN CONTRA

Era el partido para ganar y engancharse a la parte más alta de la tabla antes del parón de Navidades. Y parecía que las cosas irían bien. A pesar de las bajas de nombres importantes como Erre y Ares en los locales, los visitantes se presentaban con quince hombres tirando en algún caso de jugadores de su tercer equipo. Alcalá estaba por delante jugando contra 13, por expulsión temporal y lesión de un jugador de Alcobendas, y se condenó a base de errores no forzados tanto en juego como en disciplina. 23-29 y nueva derrota azul.

Arrancó el choque con un Alcobendas sin complejos que quería demostrar que a pesar de jugar sin cambios lo iba a dar todo en el Machado. Pero los de casa tenían que sacarlos pronto del partido e imponer su físico. Así comenzaron marcando por medio del capitán Isma, que anotó todos los puntos de su equipo, en un ensayo de picardía que él mismo trasformó.

Pero Alcobendas contestó rápido con una buena apertura a la línea de tres cuartos tras poner el movimiento un golpe de castigo a favor para el 7-5. Después hubo turno para los pateadores. En dos ocasiones Isma anotó para los locales sendos golpes y por otro lado los de Alcobendas lo hicieron en otras dos para ir al descanso 13-11.

En la segunda mitad Alcobendas se tiró hacia arriba para intentar dar la vuelta al tanteo. De nuevo una jugada de la línea acabó en el ala para darle la vuelta al partido hasta el 13-16. Pero a partir de ahí los de Alcalá parecieron controlar más el encuentro.

Los delanteros empezaron a tener más balones y buena dirección. Tras varias fases de ruck Isma sacó la pelota del agrupamiento y se coló entre la defensa contraria para anotar y después trasformar con lo que daba de nuevo la vuelta al partido 20-16.

Después los pateadores se repartieron de nuevo un golpe de castigo cada uno para dejar el resultado en 23-19. Con un Alcobendas fundido por la expulsión de uno de sus delanteros y la lesión de un tres cuartos parecía que a pesar de la escasa diferencia la victoria se quedaría en casa.

Pero Alcobendas logró provocar un nuevo golpe de castigo que su pateador trasformó para ponerse por delante 23-22. Restaban menos de diez minutos y los visitantes, a pesar de jugar con dos menos, tenían el partido donde querían. Cualquier error o cualquier jugada aislada podía dar el encuentro a cualquiera como así fue. Un mal despeje al pie de los de Alcalá fue recogido por el apertura visitante que colocó una patada dentro de la zona de marca azul que lo de casa no supieron anular y dejaron el balón libre para que llegase el tercer y último ensayo de los de Alcobendas que además trasformaban para el 23-29.

Quedaba tiempo y los azules se echaron para arriba. Llegaron a meterse dentro de la 22 contraria. Parecía que la delantera local iba a abrir la brecha que les devolvería la victoria, teniendo en cuenta que el rival jugaba con dos hombres menos. Pero un nuevo golpe de castigo echó por tierra las opciones locales. Alcalá acabo cediendo y sólo sacó un punto por el bonus defensivo de perder de menos de siete puntos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s