ESPAÑA ARRANCA EL BONUS DE RUSIA

rusiaFoto: Zonarugby (archivo)

Derrota con bonus para España en Sochi. La nueva selección de Brice Bevin aparecía en la escena internacional oficial ante la otrora potente Rusia. El XV del León pagó demasiado caro el ensayo en primera fase que encajó en a los diez minutos. Después le tocó ir a remolque aunque logró remontar el resultado (7-9). Después la lluvia y el barro se encargaron de convertir el juego en una guerra de guerrillas. La delantera española no se sintió nada incómoda ni jugando por el eje ni en las melés. Así que ya no sería el físico quien decantaría la balanza, sino los errores de disciplina. Los nuestros cometieron dos, justo los dos golpes de castigo que los rusos transformaron, después de haber fallado tres, para llevarse el encuentro por 13-9.

Arrancó el encuentro con una selección rusa que salió en tromba a por España. Los locales eligieron campo con viento a favor para meter en terreno contrario a los leones. Sacó de centro Nava y se produjo la primera melé con un error al pie, los rusos demostraron que su paqute sería exigente llevándose el lance gracias al golpe franco que provocó su presión. Pero España defendía bien en los rucks y no dejaba huecos.

Pero en el minuto diez, tras una buen trabajo de la defensa española, una jugada en primera fase acabó con un ensayo bajo palos del equipo local, la transformación puso el 7-0. España no se rindió y quiso jugar en campo contrario. Gracias a eso Carrión disfrutó del primer golpe a palos que no erró para acortar distancias hasta el 7-3. Los leones intentaron entonces sacudirse la presión y jugar en campo contrario pero Rusia no perdonaba en su 22 y sacaba caulquier balón de su zona. Por otra parte los locales jugaban cómodo pero fallaron su primer tiro a palos y España se agotaba de defender en terreno propio. Rusia la tuvo pasado en el ecuador de la primera mitad a apenas un metro de la línea de marca pero la defensa de los de Bevin evitó males mayores, el sufrimiento cada vez era mayor.

El juego era un mónologo de posesión y territorialidad de los rusos pero los españoles aguantaban dentro de su 22 sin permitir puntos, con mucho trabajo pero sin fisuras en defensa, todo ataque local acababa con posesión española. Tanto fue así que los rusos tuvieron que tirar a palos desde medio campo pero tampoco pudieron ampliar distancias a apenas cinco minutos del final. España intentaba atacar tímidamente aunque no conseguía hilar jugadas con sus tres cuartos y cometía continuos errores de manos. Eso hizo mella en una delantera que iba una y otra vez a una melé que cada vez, para sorpresa de todos, estaba más igualada. Una recepción y contraataque de los del este estuvo a punto de dar el susto pero otra vez los de Bevin no solo defendieron bien si no que atacaron al ataque, como le gustaba hacer a Sonnes, y sacaron a su rival a fuera de 22 y con golpe a favor. Tal era la eficacia de la defensa española que los rusos pidieron de nuevo palos desde medio campo, nuevo error y todos al descanso.

Tras el receso los rusos querían salir como en la primera parte a pesar de estar con el viento en contra, es decir a por todas a campo contrario, además España empezaba con errores de manos como le había ocurrido en los primeros minutos. Pero todo volvió a su termino y otra vez los leones aprovechaban las pocas ocasiones que de las que disponían, era Cesar Sempere quien con un drop acortaba la renta hasta el 7-6. Cambiaban las tornas y la melé y los rucks tenían tímida superioridad española. Los leones querían atacar pero veían que a la mano estaba muy complicado por el estado del campo así que Sempere se sacó el conejo de la chistera y coló un drop desde 50 metros para poner a los suyos por delante 7-9. Los de Bevin sólo habían cometido un error grave en todo el partido con el primer ensayo y no estaban dispuestos a repetirlo.

España conseguía retener el juego en el centro del campo y Rusia veía que no podía avanzar así que pedía palos de nuevo desde más de 45 metros pero esta vez si anotaban para coger de nuevo la delantera con 10-9. Tras esa acción los locales presionaban y de nuevo se jugaba en campo español, llovía mares sobre Sochi y los de Bevin volvían a su papel de sufridores. Unos y otros se veían incapaces de jugar por fuera y las delanteras tomaban todo el protagonismo, mientras España jugaba por los ejes, Rusia atacaba cerca del agrupamiento. Estaba claro que todo se decidiría para el equipo que no cometiese errores. El primero en fallar fue Pardo con un retardado que permitió a los del este anotar un golpe a palos para el 13-9, había tiempo.

El XV del León agotaba opciones en campo contrario pero los rusos no tenían fisuras. La melé de Bevin estaba mejor que nunca pero no tanto como para robar balones. Los locales intentaban que el reloj corriese con mucho pick and go, parones de juego con hombres lesionados cada vez que se paraba el juego y sustituciones de jugadores. España tuvo una última posesión más allá de su terreno, esta vez Rusia defendió mejor que nunca y supo matar el juego rival para acabar el partido.

España tocó la victoria con la punta de los dedos y con el sabor amargo que eso supone se llevó el bonus defensivo que, en principio era el objetivo. La semana que viene viajan a Bruselas con el triunfo como única opción, si eso ocurre el partido en Gijón ante Rumanía supondrá el examente final ante la afición española del proyecto deportivo de Cancho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s