LA MELÉ DE ALCALÁ NO FUE SUFICIENTE

sanseFoto: Antoliano

No se cumplió la máxima de sin melé no hay victoria. Los rojillos viajaban a San Sebastián de los Reyes en la séptima jornada de Liga. En La Dehesa Boyal las melés fueron visitantes pero los de casa jugaron mejor por fuera. Choque igualado que se decidió por pequeños errores y problemas con la disciplina. Al final Sanse se llevó el choque por un escaso 23-17 que da el punto bonus defensivo a Alcalá –por perder de menos de siete-.

El juego y la actitud de los complutenses ha cambiado definitivamente en los últimos partidos y ya se parece a la que el pasado año les hizo jugar el ascenso. Las victorias al final tendrán que caer de su lado. Por tercera vez consecutiva los rojillos salían y marcaban primero. Fue con su potente melé como aprovechando un error de manos del rival se metieron hasta la cocina para el 0-5. Sanse contestó rápido con una jugada en el lado abierto que Alcalá no supo defender bien y acabó en ensayo transformado, 7-5.

Después situación calcada. Otra melé alcalaína acabó con los rojillos dentro de la zona de marca rival pero de nuevo la línea de tres cuartos sansera contestaba con una buena acción ante una blanda defensa visitante para el 12-10.

A ambos conjuntos se les veía jugar cómodos, no parecían notar la presión de un resultado tan ajustado y se estaban gustando dentro del campo. Además Sanse se cerró y paraba a sus rivales en corto mientras que Alcalá ajustó magníficamente bien su línea y defendía sin dejar apenas metros a los rivales. Fue de nuevo la melé la que le dio puntos a los complutenses en la última jugada del primer tiempo. Tras varias acciones posaban dentro de marca para irse al receso con 12-17 tras el ensayo y la transformación de Gonzalo.

En la segunda mitad Sanse salió a asediar a los alcalaínos. Durante quince minutos estuvieron en su zona de 22 aunque solo sacaron un golpe de castigo a favor para acortar distancias hasta el 15-17.

Alcalá después se sacudió la presión y empezó a jugar en campo contrario. Pero las faltas le empezaron a dar metros a un Sanse que se veía de nuevo al lado de la marca rival. Hasta tres golpes de castigo tuvieron los locales hasta que ensayaron para darle la vuelta al partido y ponerlo 20-17. La cifra se agravó minutos después con más faltas rojillas que le dieron otro golpe a Sanse (23-17).

Los alcalaínos no habían marcado en toda la segunda mitad hasta que prácticamente en la última jugada tuvieron un saque de lateral en su campo y empezaron un empuje de delantera que se le hizo eterno al rival. Se metieron a dos metros de la zona de marca rival hasta que el agrupamiento cayó y un jugador de Sanse salió con el balón en la manos. Esa pérdida de posesión significó el final del partido y la sexta derrota alcalaína en un año donde no están saliendo bien las cosas.

La próxima semana Alcalá se desplaza hasta Alcobendas para disputar la penúltima jornada antes del parón de invierno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s